domingo, 6 de diciembre de 2009

As palabras e a historia (37): "sibarita"

Hoy en día ser sibarita puede implicar varias cosas, dependiendo del lugar o campo técnico en las que se use, aunque todas tienen implicado el gusto por el lujo, o la extrema calidad, ya sea por necesidad técnica o simple ocio.


Puede usarse también para definir a personas especializadas en campos específicos de conocimiento (sibarita de la literatura, sibarita de la tecnología...) o en algunos lugares (en especial, Latinoamérica) se usa para definir a aquellos que tienen un gran gusto por los alimentos de alta calidad, o "gourmet".


Sin embargo, este amor por el lujo, no implica que sus aficionados tengan que, obligatoriamente, disfrutar de un gran poder adquisitivo.



El origen de esta palabra se encuentra en la antigua Grecia, específicamente en Síbari, considerada la mayor colonia del imperio, incluso cuenta con una leyenda que narra su fundación.



En la gruta de la montaña Kirfis se encontraba una bestia que solo salía de su guarida para devorar a jóvenes hermosos y rebaños. La población, atemorizada, pidió ayuda al oráculo de Delfos, quien les dijo que solo se podrían librar de la bestia ofreciéndole al joven más bello de la ciudad. El elegido fue Alkioneus. Euribatos, quien se enamoró de el desafortunado elegido, se ofreció para ser sacrificado en su lugar. Agradecido, Alkioneus aceptó, diciéndole que jamás podría compensarle su acto, lo que sólo logro animar aún mas a Euribatos, llenándolo de valor. Se adentró en la gruta, y aplastó la cabeza de la bestia contra una roca. Con la muerte de la bestia, un grandioso manantial surgió de la gruta, cerca del cual se construyó la ciudad, honrando el coraje de Euribatos.


Podemos ver un ejemplo del uso de esta palabra en esta lista de libros para sibaritas.

En inglés (último párrafo) y en Francés también se usa esta expresión, entre otros idiomas.

(En la primera imagen podemos observar el Palacio de Versalles, uno de los lugares más sibaritas del mundo. En la segunda se muestran monedas de Síbari).