lunes, 22 de febrero de 2010

Insultos e linguas clásicas: bruto

Del latín brutus (estúpido) se refiere actualmente a personas de escaso discernimiento que exhiben hábitos groseros y son incapaces de entender cuestiones o asuntos que claramente no son razonables.

En el mundo antiguo, este adjetivo se solía usar sobre todo en animales de carga que eran tozudos, aunque curiosamente también lo usaron familias ilustres como la de Lucius Junius Brutus, quien formó parte del movimiento que expulsó a los tarquinos en 509 a.C., fue el primer cónsul de Roma, y es considerado como el fundador de la República romana.

He de comentar que mientras que en la cultura moderna insultos como feo, bajo y otros adjetivos que describen el aspecto físico de una persona pueden llegar a ofender, en el mundo antiguo no, es más, eran llevados con honor y hasta la persona que lo fuese solía portar su condición tanto en su aspecto como en su nombre (generalmente, disponían de 3 nombres de los cuales el tercero -cognomen- describía o bien una cualidad como las nombradas o bien su actitud)

Un ejemplo de una persona bruta es la de este concursante en la versión venezolana de ¿Quien quiere ser millonario?