lunes, 23 de marzo de 2009

Reflexiones sobre Roma

Hace un año nos embarcábamos en una aventura romana. Ahora que algunos de nuestros compañeros se marcharon a Varsovia podemos recordar, echando la vista atrás, numerosas anécdotas de nuestro viaje a la Ciudad Eterna.
Ya estábamos despiertos cuando sonó el despertador, las ansias y la emoción no nos dejaban parpadear. Nos montamos en un avión y en dos horas allí estábamos.
¿Qué os puedo decir sobre Roma? Fue una experiencia nueva, una vivencia inexplicable, un voluminoso saco de anécdotas, risas y cultura.
¿Qué os diría a los que todavía no habéis ido? Que en cuanto os lo podáis permitir y os apetezca vayáis, es una experiencia inolvidable y de la que vale la pena ser partícipe: sentirte un gladiador en el Coliseo, un romano caminando por el Foro, un Miguel Ángel en la Capilla Sixtina o el mismísimo Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro...


Las anécdotas son lo mejor, es lo que jamás podrá contar el que no ha ido: nuestra inólvidable guía del Vaticano; Mercedes, con su perfecto "itañol" y sus pestañas rizadas rosas; la visita al puente de los candados (chicos, llevadlos de casa, porque el pavo que los vende te mete un sablazo que lo flipas...); o meterse de golpe en un autobús 58 personas (55 alumnos+3 profesores) sin pagar billete... me tiraría horas contando.


Para mí en particular fue de lo mejor de mi corta vida. Me reí, me relacioné, aprendí... A un año vista puedo decir que, si se me plantease volver, iría con los ojos cerrados porque, aunque vimos muchas cosas, no nos llegó el tiempo para saborearlas, pulirlas... y porque un atardecer en la Fontana di Trevi no tiene precio. Arrivederci, Roma



6 comentarios:

Rubén Fernández dijo...

Hola a todos los visitantes de "Per tritam viam". Estoy de acuerdo con Sara en que el viaje a Roma fue espectacular. Lo mejor, fue el día a día entre alumnos y profesores; y las divertidas anécdotas que fueron surgiendo. Las divertidas canciones populares de los autobuses con "il altoparlante"; y sobre todo, las explicaciones de Doña Mercedes en el Vaticano y su célebre cita: "no me se pierda la profesora".
Aparte de un viaje principalmente cultural sirvió como viaje de diversión y mentiría si dijese que nadie quiere volver de nuevo.
"In conclusione",este viaje fue "il migliore" del instituto en mis casi cinco años de estancia.
Saludos, ciao!!

Anónimo dijo...

saraaa!!!que buen artículo!!!
a mi también me gustó ese viaje a roma...fue muy interesante...la verdad es que merece la pena visitar Italia.
tu "slide" mola que te cagas, directed by sara!!impresionante!ya te veo dirigiendo las pelis de Almodóvar!( por cierto muy malas)
y las fotos están muy bien...

Un saludoooooo!!!!


noelia C.L

Anónimo dijo...

SARA LÓPEZ

noe molas!!!
Gracias por tu comentario.
PD: a Rubén también.

Ah!! Claro que mi "slide" mola que te cagas... con lo que nos costó acerlo... jejejejejeje!!!

domenechino dijo...

Noraboa pola túa contribución Sara, ímosche conceder o título de "domina TIC" polo teu control das novas tecnoloxías.
El viaje en bus dell'altorparlante pasa a la historia, Rubén jajaja.

sary dijo...

Gracias profe por tu comentario. Espero que te lo pases muy bien y que nos escribas de vez en cuando, de todas formas ya sabes mi correo.

Para tu información, estamos escribiéndote desde el balneario de Mondariz(para relajarnos). Saludos de Rubén. Arriverdercci!!!

SARY y RUBÉN

Anónimo dijo...

Hola, por lo que he oído lo habéis pasado muy bien en el viaje a la majestuosa y bulliciosa capital del antiguo imperio romano, y os animo a que continueis dando vueltas al globo terráqueo. También quiero dar las gracias a Sara por descubrirme este blog.

AGF arrivederci