jueves, 27 de mayo de 2010

Insultos y lenguas cásicas: Horrendo,Horrible,Horripilante

La voz "horror" ha dado lugar a una familia léxica numerosa. Miembros de ella son términos como "hórrido" y "horrendo", "horrorífico" y "horrífico", "horripilante" y "horroroso". Todas comparten una misma raíz latina: horror,horroris : pavor,extremecimiento: de horrere: temblar,erizar el cabello.
Lope de Vega utiliza a menudo en sentido figurado la voz "horrible", del latín horribilis: espantoso.

Yo confieso que estos años
he estado para morirme
metido en los calobozos
de vuestra cárcel horrible.


Bartolomé Leonardo de Argensola emplea a principios del XVII el calificativo de "horrendo": del latín horrendus : que causa terror.

Que entre las penas de acabar muriendo
el temor de morir es la más fuerte
porque amenaza efecto más horrendo.

Variante un tanto culta de este último es "hórrido",del latín horridus: que causa miedo; calificativo de finales del XV,pero con conciencia de que se trata de un neologismo o palabra nueva.

Este sediento campo, que abundoso
de roja mies contemplo en el estío,
vi cubierto de humor luciente y frío
en el hórrido invierno y proceloso.

Mediados el XIX el autor de "Los amantes de Teruel", Juan E. Hartzenbusch,le da similar tratamiento:

¿Con qué llenáis el hórrido vacío
que el alma siente,de su bien privada?
¡Padre,sin Isabel,para Marsilla,
no hay en el mundo...nada!

El vocablo "horroroso" no aparece anterior al XVIII, en el que el religioso Álvaro Cienfuegos lo usa en sus "Enigmas Teológicos" (1702):

Se dejó ver el espectáculo más horroroso
de cuantos por ventura se han representado
en las tragedias deste gran mundo.

En cuanto a "horripilante" es voz latina: del latín tardío horripilare,compuesto de pilus + horrere: poner los pelos de punta, y es el benjamín de la familia del horror, pues no se emplea antes de mediados del XIX. El riojano Manuel Bretón lo hace así:

¡Qué danosa es mi Camila!
Mas su madre me horripila.

Es un juguete cómico de finales del XIX, seguramente una de las primeras aplicaciones a persona del calificativo,se dice:

Es como el padre, aunque importante
un señor horripilante.

Hoy se tiende a sustituír estos términos por el sustantivo "horror",con valor de adjetivo: "Fulano es un horror; Mengano conduce que es un horror; Perengano tiene una novia que es un horror". No obstante, "horrible" goza de buena salud, aunque cada vez más reservado a ámbitos de cierta altura y clase.

-En inglés: "horrible" , "horrific".
-En francés: "horrible".



María Abad.